Crisis

Miguel González Cabezas

06.05.2019


EVENTO REALIZADO

EXPOSICIÓN

Crisis propone una intervención en la sala darte Experimental de Fonseca presentando como punto de partida este concepto que engloba el contexto sociopolítico global de los últimos años desde el estallido de la crisis financiera en 2008, que ha puesto en evidencia la crisis del capitalismo neoliberal global en todas sus facetas. La exposición presenta trabajos que pueden ser leídos en tres líneas. Por un lado la transición de la soberanía del estado-nación a instituciones transnacionales de poder, por otro los modos de gestión de la vida de este capitalismo global en crisis que se manifiesta en la necropolítica «dejar vivir y hacer morir», por último una línea que sirve para mostrar de manera histórica los proyectos coloniales que pueden ser percibidos aún hoy.




[Exposiciones enmarcadas en el Proyecto 1234redes.con apoyado por la Uniуn Europea dentro del Programa Interreg V-A Espaсa-Portugal (POCTEP) 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)]

HEMEROTECA
BBAA.USAL

José Luis Cuerda, profesor de la Facultad
ALBACETE 1947 / MADRID 2020

A mediados de los años ochenta, José Luis Cuerda fue profesor asociado de la entonces recién creada Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca. Fueron dos cursos intensos que finalizaron cuando Cuerda se centró en rodar el encargo que cristalizaría en El Bosque Animado, con guión de Rafael Azcona, que le catapultaría a la fama. En 1985 el director de cine ya había rodado Pares y nones para la gran pantalla; también El túnel, Mala racha y Total para TVE, en la que había entrado a trabajar en 1969 para dirigir programas culturales, realizar documentales y colaborar en los servicios informativos.
María Soledad Farré, profesora y ex decana esta facultad, compartió aquellos dos primeros años en el aula con José Luis Cuerda. Ambos impartieron clase en la especialidad de Audiovisuales, y forjaron una amistad que duró hasta la muerte del director. Farré, de hecho, compaginó en aquellos años la docencia con trabajos en el equipo de dirección de varias producciones de José Luis Cuerda, como en Amanece, que no es poco (1989), La viuda del capitán Estrada (1991) y La marrana (1992).